5/11/2011

Hoy en día existen muchos falsos profetas!!!



El Espíritu Santo ha revelado que en los últimos tiempos se apartarán muchos de la fe personal en Jesucristo, y habrá infinidad de falsos maestros que predicaran la palabra de dios a beneficio propio…


Aparecerán dentro de la Iglesia ministros que tienen mucho talento y predican bajo la unción poderosa de Dios. Algunos harán grandes proezas en nombre de Dios y predicarán con eficacia la verdad del evangelio; pero se apartarán de la fe y poco a poco se volverán a espíritus seductores y a doctrinas falsas. 


-También debes saber que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos. Habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanidosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, sin templanza, crueles, enemigos de lo bueno, traidores, impetuosos, engreídos, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella. A esos, evítalos. 
(2 Timoteo 3:1-5)
-Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. (2 Corintios 11:13)
-Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad es blasfemado. Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. (2Pedro 2:1-3) 
-Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. (1 Timoteo 4:1)


Los falsos maestros en la iglesia a menudo se pueden identificar por su oposición o indiferencia a las verdades esenciales del cristianismo. Los que dicen ser creyentes y aparentan piedad, pero no manifiestan el poder de Dios, que puede salvarlos del pecado, del egoísmo y de la inmoralidad. Tales personas toleran la inmoralidad dentro de sus iglesias y enseñan que una persona puede cometer pecados y sin embargo heredar la salvación y el reino de Dios. 
Podemos decir que son los nuevos ricos del siglo XXI, a costilla de un pobre pueblo cristiano que ha perdido el rumbo de su brújula y se ha ido tras estos falsos baales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada